La Noción
 
 
   Viernes, 22 de Septiembre de 2017 - 2:53 am | Santos de hoy: Mauricio, Maurón, Digna, Emerita | Actualizado: 8:36 pm
Gadgets para tu web
Inserta noticias
o encuestas
en tu página web
 

La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en Google+ | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Miércoles, 02 Julio 2014

BALCÓN GLOBAL



BALCÓN DE BALBUCEOS, antiguo libro mío, poemario de juventud cuya edición está agotada, es más que un pasatiempo que veces retoco, reescribo. Me gusta reconstruir y rescatar lo que algún día escribí pensando en el mundo, en la gente, en la vida. Ya no es, lógicamente, la misma época, aquella década de los ochenta, pero el manuscrito me revela que ya entonces buscaba el cambio en el mundo. Un manojo de textos que se puede calificar de atemporal —constato— junto a añadidos de la actualidad, así mismo atemporales y que mantienen esa aspiración a la eternidad de la juventud, sensación que producen la miscelánea de sueños y nostalgia. Un libro que es una evocación vintage —tan de moda hoy— y que es aún más: una clave de subsistencia. Recuperar objetos o accesorios de calidad que presentan cierta edad y que no pueden aún catalogarse como antigüedades es esta afición con término inglés que suele designar instrumentos musicales, automóviles, libros, fotografías, y, aún más, prendas o accesorios de vestir, además de videoconsolas y videojuegos. En Balcón de Balbuceos, el quid es conservar el encanto del contenido poético personal y el aspecto rústico y romántico de aquella colección editorial (Nuevos Autores), tan artesanal y bella, aunque su argumento literario, en este caso, goce de tal licencia sugerida al autor, yo mismo, "Su Seguro Servidor", Juan Carlos YAGO. Son siglas que utilizaba en aquel primigenio "incunable" postmoderno unas veces con ese significado y otras con el de "Suerte, Salud y Saludos / Yago" (SSSY). Pero, como digo, va más allá, como una tesela del universo. Me siento un notario en consonancia con su movimiento, siendo nada más que una partícula de la misma esencia de las galaxias: sólo polvo, pero polvo de estrellas. Y, como dijo el poeta, "un no sé qué que queda balbuciente". De ahí el título que alude a los balbuceos, mientras me asomo al balcón global que me permite observar el mundo. Un ramillete balbuciente de enigmas —como signos del mapa de un tesoro— que dedico a los más de siete mil millones de seres humanos que pueblan la Tierra con la esperanza de que siga viva más allá de 2022.











Esta págna fue generada en 0,125 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Foros Foros Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Prensa y Revistas Prensa y Revistas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv
Buscador Web Buscador Web      

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción

Foros